¿Qué es el intraemprendimiento corporativo?

¿Qué es el intraemprendimiento corporativo?

La palabra emprendimiento viene del francés entrepreneur que traduce pionero y describe la capacidad de una persona para alcanzar metas. En la actualidad el término es utilizado para referirse a personas que encuentran oportunidades de negocio, crean empresa o sacan adelante proyectos propios.

 

Inicialmente se entendía que un emprendedor era una persona que pretendía ser un empresario. Actualmente este término dejó de ser exclusivo de ciudadanos buscando su propio negocio y se convirtió en una oportunidad para empresas ya establecidas las cuales, además, descubrieron que muchos de los emprendedores callejeros que han llegado a ser exitosos fueron alguna vez empleados de las mismas.

 

Frente a esto las corporaciones tienen dos opciones: ver a sus propios empleados con espíritu innovador como un peligro o aprovechar sus capacidades, aptitudes y actitudes para emprender nuevos negocios dentro de la organización.  Esto es lo que se entiende en general por emprendimiento corporativo o intraemprendimiento.

 

Hasta aquí parecería que emprender a nivel corporativo es mucho más fácil y rentable que hacerlo  de manera independiente, sin embargo, no es suficiente con tener empleados con vena emprendedora (intraemprendedores) y poseer recursos. El emprendimiento, como todo en la vida, requiere de métodos claros, mucho trabajo y estar dispuesto a fracasar muchas veces. Las grandes empresas, por lo general no trabajan así, su lógica indica que aquello que no sirve se desecha, que no pueden darse el lujo de estar arriesgando recursos para fracasar y que si algo no da dinero a la primera se deja de hacer.

 

Entonces el emprendimiento corporativo no es fácil, no es cómodo y esto lo convierte en el hijo rebelde de una compañía, pero sin él no es posible innovar.

Wikipedia define la innovación como un cambio que introduce novedades, y que se refiere a modificar elementos ya existentes con el fin de mejorarlos. Este término proviene del latín “innovatio” que significa “Crear algo nuevo”, y está formado por el prefijo “in-” (que significa “estar en”) y por el concepto “novus” (que significa “nuevo”).

 

Ahora bien, para que algo resulte en innovación debe haber alguien trabajando en ello día y noche y ese alguien es por naturaleza un emprendedor, esto quiere decir que la innovación empresarial no es posible sin un emprendedor o intraemprendedor dedicado a ello.

 

Entonces, va quedando claro que una de las piezas claves de todo este rompecabezas es el emprendedor y por ende hay que aprender a reconocerlos dentro del ambiente empresarial y potenciarlos; pero cuidado, que no se trata de llenar la agenda de los empleados con talleres y consultorías en innovación y emprendimiento, hay que pasar de la teoría a la acción y para ello es necesario entender que, como todo los proyectos, un intraemprendimiento o una startup corporativa (como también se le llama a los emprendimientos nacientes en una empresa) requieren de un equipo dedicado exclusivamente a ello y que al ser un proceso de mucha incertidumbre es necesario que sea manejado o monitoreado por expertos en metodologías ágiles.

 

Así pues, tocamos otro punto clave para emprender a nivel empresarial: El método.

 

Existen muchas metodologías ágiles de negocios para gestionar proyectos de forma flexible, autónoma y eficaz minimizando costos.

 

He aquí algunas de las metodologías ágiles de negocio más usadas:

 

  • Scrum: se utiliza para proyectos en entornos complejos, el trabajo en equipo es vital, es una metodología flexible y reparte el trabajo por iteraciones.
  • Kanban: funciona más como una herramienta para medir y controlar el desarrollo de un proyecto.
  • Scrumban: metodología que utiliza lo mejor de scrum y de kanban.
  • Lean Startup: como su nombre lo indica, esta mucho más enfocada en el nuevo negocio o emprendimiento, pretende cambiar y mejorar la forma en la que las empresas crean y desarrollan su modelo de negocio, sus productos y sus servicios, promueve la experimentación, lo cual permite ver resultados a pequeña escala en ambientes reales, a menos costo, acortando tiempos de producción y priorizando al cliente.

 

Queda claro que el emprendimiento corporativo requiere del esfuerzo de toda la compañía para permitirle a ese nuevo negocio o startup en desarrollo privilegiar la acción y evitar el análisis excesivo, con la ayuda de herramientas y métodos que permitan probar productos o servicios, equivocarse y corregir a pequeña escala; dejando atrás los robustos, lentos y costosos planes de negocio tipo tesis de grado que no aseguran el éxito en el mercado.

 

 

Visítanos
www.estratek.com.co

Síguenos
https://facebook.com/estratekventures
https://www.linkedin.com/company/2772849/
https://www.instagram.com/estratek_ventures/
https://twitter.com/etkventures
YouTube: Estratek Ventures

Entradas relacionadas

1 Comment

  1. Tres Casos Exitosos de Emprendimiento Corporativo - Estratek

    […] Hicimos una lista de tres compañías que han permitido a sus empleados alimentar y llenar sus deseos de innovación  y que han terminado siendo ejemplo de intraemprendimiento o emprendimiento corporativo. […]

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *